fbpx
Uncategorized

Cristina Rodríguez entra en la selecta Cofradía de los Caballeros del Tastevin

Hoy compartimos uno de los momentos de mayor satisfacción alcanzados con el proyecto M de Alejandría, recogido por Las Provincias el momento de la entronación del título ‘Chevalier du Tastevin’, por La confrérie des Chaveliers du tastevin de la región de Borgoña en Francia.

La sociedad nació para despertar el interés de la gente en el vino, hoy en día es una de las sociedades más selectas ligadas al ámbito del vino y de la cual Cristina Rodriguez Vicente, ahora forma parte. 

La Cofradía de los Caballeros del Tastevin es una de las entidades más prestigiosas y selectas del mundo dedicada a la difusión de las bondades de los vinos. Fundada en el año 1934 en la región de la Borgoña francesa, tiene cerca de 12.000 miembros de todo el mundo, entre los que se encuentran algún premio Nobel, embajadores o grandes empresarios. Y desde hace poco esta histórica organización cuenta con la primera representante de la Marina Alta, la segunda del país y la primera productora de vino española. Se trata de Cristina Rodríguez Vicente, 'alma mater' de M de Alejandría.

Rodríguez fue propuesta para entrar en la prestigiosa orden por Janine Contreras, la delegada de España, a quién el proyecto del vino M de Alejandría le pareció muy interesante. También mostró interés el cónsul de Suecia, Bjorn Sandstrom, 'Chevalier du Tastevin' que se convirtió en el padrino de Rodríguez. «Necesitas tener dos padrinos, estos son los que argumentan de cara a la cofradía por qué debes estar en ella, uno es del país al que perteneces y el otro de Francia, que fue Francois Colin, quien tiene estrecha relación con la Cofradía», apunta La empresaria de la Marina Alta tuvo que pasar un proceso de selección en el que se valoró su Currículum, la trayectoria profesional y la creación de un vino. La cofradía tiene una especie de comité que se encarga de dirimir quién entra y quién no.

La organización cuenta con cerca de 12.000 miembros de todo el mundo

El pasado 9 de noviembre se celebró la ceremonia de iniciación, la entronización, como lo llaman en la cofradía francesa. Tuvo lugar en el castillo del Clos de Vougeot, la sede de la cofradía. Se trata de un emplazamiento idílico, la cuna del vino francés. Un entorno de viñedos situado a unos pocos kilómetros de la ciudad de Dijon. Allí disfrutó, junto al resto del grupo de Alicante, de visitas a las zonas de cultivo, diferentes catas y recibió, durante la entronización, un catavinos de plata con un collar con los colores de rojo y amarillo, propios de la organización.

Para Rodríguez este nombramiento es «una gran oportunidad, pues la cofradía se conoce a nivel mundial y ser miembro abre muchas puertas». Además, el trabajo de la empresaria de la comarca guarda una estrecha relación con el que se realiza en esta zona vitivinícola de Francia. Según confiesa, «dan mucha importancia al viñedo en la producción de los vinos así como a las variedades autóctonas y a los pequeños productores. He visto muchas similitudes de lo que es y quiero que sea mi producto».

Su trabajo ahora será estrechar lazos con la región francesa, «regularmente hay reuniones para ir manteniendo los vínculos, entre la zona de Alicante y la de la Borgoña. Se organizan periódicamente comidas, eventos, y está prevista una masterclass con vinos de la Borgoña para el mes de abril en Alicante». Una de las partes más importantes para Rodríguez ahora que es miembro de los Caballeros del Tastevin es «el aprendizaje, viajar a la Borgoña, estar hablando allí con productores, viticultores y enólogos de una de las zonas más importantes del mundo del vino. Para mi es la mayor satisfacción».

Desde Alicante viajaron a Dijon Janine Contreras, presidenta de la Unión Européen d'un Monde a Table, y los ya Chevaliers du Tastevin Jesús Guilabert, empresario de Crevillente; el profesor Jorge Alió, así como Wei Wang, empresaria afincada en Alicante que también fue entronizada. Todos ellos acudieron con sus respectivos acompañantes. Rodríguez quiso compartir este momento en familia, con su madre, Nieves Vicente, y con su tía Pilar Chaleyssin, que vive en Francia.

B. ORTOLÀ. Las Provincias; https://www.lasprovincias.es/marina/cristina-rodriguez-entra-20200102000253-ntvo.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *